En el siglo IV antes de Cristo se producen en el Imperio Romano una serie de transformaciones, socio-económicas, decadencia de la parte occidental del Imperio, expansión del Cristianismo, instalación de los pueblos germánicos, que irían desintegrando el Imperio dando lugar a los primeros siglos de la Edad Media.

En el mundo artístico esta época significará el paso desde el arte romano a la creación del nuevo arte europeo que no se consolidará hasta la aparición del primer gran estilo continental, el Románico. Este amplio periodo de transición se divide en varios momentos y estilos:

- Arte Paleocristiano: Utiliza las formas del arte romano pero con distinto significado, como vehículo de enseñanza del nuevo credo religioso que será con el tiempo la religión del estado y el principal punto de la debilitación del Imperio.

- Aportaciones Germánicas: Los pueblos Germánicos, pese a su proximidad con Roma, tiene muchas influencias de los pueblos de las estepas asiáticas: escasez de arte monumental, gusto por los utensilios realizados en metal y con profusa decoración en la que abundan las figuras geométricas y los animales. Una vez fusionados con Roma, su influencia se aprecia principalmente en la arquitectura y en la incorporación de las tradiciones decorativas al trabajo con los metales y con la piedra.

En España el Prerrománico se puede dividir en tres períodos:

- Arte visigodo: Desarrollado bajo el dominio de los visigodos y hasta la ocupación árabe.

- Arte asturiano: En esta región surge el principal núcleo de resistencia cristiana, desde el cual se desarrollará la Reconquista.

- Arte mozárabe: Es el de los cristianos sometidos a los musulmanes, se desarrolla tanto en la España árabe como en la cristiana.

 

Cantabria sufre a partir del siglo VIII una expansión tanto demográfica como cultural por la inmigración que se produjo en el valle del Duero. Comienza así una época de tres siglos de gran riqueza cultural, apareciendo focos importantes como Liébana, que se vio poblada de gran cantidad de personas que trajeron consigo sus formas de vida hispanogodas. Se fundan gran cantidad de cenobios, que fueron de gran importancia para el desarrollo demográfico de la región.

En el siglo IX se adelantan las fronteras del Islam y Cantabria empieza a tener mayor tranquilidad. Llegan gran cantidad de mozárabes buscando la paz que no tenían en el emirato Omeya. A esta época, finales del siglo IX, principios del siglo X pertenecen las iglesias rupestres especialmente de la zona de Valderredible.

En el siglo X aparece Castilla y Cantabria comienza a depender de otras zonas. Liébana tiende hacia el reino de León y el resto de la región hacia el recién formado condado Castellano. Durante esta época se fundan muchos monasterios, algunos de gran importancia, como el de Piasca, San Martín de Turieno (Santo Toribio de Liébana), Santa Juliana de Planes (Santillana del Mar)



BIBLIOGRAFÍA: (autores varios) " Guía del Arte en Cantabria ". Diputación Regional de Cantabria, 1988. Santander

GARCÍA GUINEA Miguel Angel "Cantabria Guía Artística". Ediciones Estudio, 1988. Santander